fbpx
problemas más comunes en las entregas

¿Cuáles son los problemas más comunes en las entregas?

Los problemas más comunes de las entregas es un tema que ya hemos tratado alguna vez en este blog, y es que a pesar de las numerosas soluciones que ya existen sigue siendo uno de los problemas más gordos a los que se enfrentan compañías logísticas, e-commerce y clientes.

Aunque hoy nos vayamos a centrar en qué es lo que sigue afectando al proceso de última milla, antes queremos recoger unos datos sobre las devoluciones de pedidos que publicaba el periódico El País la semana pasada; y que reflejan a la perfección lo rápido que siguen creciendo las compras online y cómo evolucionan los gustos y exigencias de los consumidores.

En la actualidad igual de fácil es comprar que devolver, tenemos todas las opciones disponibles a golpe de click porque “Las devoluciones se han convertido en la nueva normalidad del comercio electrónico, un medio para convencer y fidelizar al comprador casi ya tan importante como el precio o la rapidez en la entrega.” Sin embargo, que este proceso no le suponga perdidas a las empresas ya es más complicado, probablemente por los modelos de actuación que se siguen cuando un cliente quiere retornar un producto porque cuando lo recibe decide que no cumple sus expectativas o que simplemente quiere cambiar la talla o el color de éste. “La consultora KPMG señala que alrededor de un 25% de los productos o servicios comprados online se devuelven porcentaje que se eleva a más del 30% si se trata de ropa.”

Después de estas pinceladas sobre logística inversa y sobre las que profundizaremos en un futuro no muy lejano, vamos de cabeza al tema que nos ocupa hoy, las entregas y sus problemas más comunes.


 

LOS MODELOS DE CIUDADES (sobre los que puedes leer más en informacionlogistica.com)

Y es que muchos cambios han ocurrido durante este último año solo hay que girar la vista hacia Madrid Central, un plan que en su inicio generó mucho descontento y que ha acabado por gustar a la mayoría debido a los grandes avances que se han hecho respecto a la reducción de emisiones de CO2 y la mejora de la calidad del aire. Pero (siempre hay un pero) y es que a pesar de los beneficios que estas medidas traen consigo se chocan de bruces precisamente con las entregas de pedidos. ¿Por qué? Bueno pues porque los modelos de ciudades están pensados para los coches y si a eso le sumamos que los plazos prometidos de entrega son cada vez más cortos y rápidos, nos encontramos con que cumplir esas expectativas a la vez que queremos ser más sostenibles con el entorno que nos rodea resulta una tarea difícil y complicada.

LA DIVERSIDAD DE HORARIOS

A lo que hemos comentado en el párrafo anterior vamos ahora a sumarle la diversidad de horarios que tenemos todos. Con las restricciones de tráfico y vehículos que algunas ciudades están adoptando si además le añadimos que durante el primer intento de entrega de 100 paquetes 30 nunca ocurren porque el destinatario no estaba en casa, el repartidor tendrá que hacer un segundo intento y a veces hasta un tercero. Esto supone que tendrá que acudir a los mismo lugares más de una vez, lo que influye en las emisiones que produce el vehículo y al mismo tiempo a la tarea de cumplir los plazos de entrega prometidos.

Es por eso que la mayoría de los operadores logísticos después del primer intento ofrecen la opción de concertar una franja horaria y establecen medidas para que esos pedidos no se demoren más.

VOLUMEN DE PAQUETES

A este cocktail que estamos haciendo sobre los problemas en las entregas vamos a incorporar el crecimiento que siguen experimentando las compras online. Porque si el volumen de pedidos es cada vez mayor y los plazos de entrega prometidos cada vez menores, llegará un momento en el que nos encontraremos con un problema de recursos. De hecho en temporadas puntuales como son los periodos de rebajas o fechas como la Navidad o Black Friday ya experimentamos problemas de este tipo tanto consumidores como trabajadores (no nos olvidemos de que los problemas en las entregas afectan a las dos partes).


 

¿SOLUCIONES? CLARO QUE HAY SOLUCIONES 😉

Hay varias soluciones pero que convenzan y resulten efectivas pocas. Vamos a profundizar en ellas.

EL LOCKER PARA VIVIENDA UNIFAMILIAR

También conocido como buzón inteligente. Aunque resulte evidente porqué para nosotros es la mejor respuesta para los problemas de la última milla vamos a hacer un repaso.

El locker para vivienda unifamiliar se instala en la fachada de tu casa y se conecta a través de bluetooth a la app de usuario de Send2me gratuita y previamente descargada en tu smartphone. A partir de ese momento como usuario tendrás un código que utilizarás siempre que compres por internet y que pondrás delante de tu nombre cuando realices el checkout de tus compras. Así de esta forma tan sencilla el repartidor sabrá que tiene que realizar la entrega en uno de los buzones inteligentes de Send2me. ¿Lo mejor? Que aunque en ese momento no estés en casa se podrá efectuar la entrega de tu pedido, tu locker generará una firma digital equivalente a la tuya como dueño del buzón, y cuando dicha entrega se haya completado recibirás un mensaje push en tu móvil indicando que tu pedido te espera en casa.

Lo mejor de este sistema es que además de formar parte de Tecnología de las Cosas (IoT) y completar siempre el reparto de pedidos a la primera, es que tus compras online siempre van directas a tu casa y a esas compras no tienes que añadirle otros gastos de desplazamientos a puntos de conveniencia o a centrales de logística.

PUNTOS DE CONVENIENCIA

Una de las soluciones por las que están apostando muchas empresas pero que tal y como mencionábamos en el apartado anterior tienen el inconveniente añadido de que requieren de que dependas de un horario comercial y de un plus en el gasto que ya has hecho en tu compra por el desplazamiento que tengas que realizar.

La parte buena es que con que este sistema de nuevo las entregas se completan a la primera y resultan de gran ayuda a los mensajeros de las logísticas que trabajan en ciudades con restricciones de tráfico como es Madrid y a la que próximamente se le sumará Barcelona.

Una parte preocupante va a ser la falta de espacio si cada empresa logística o cada marketplace como Amazon empieza a crecer y colocar sus taquillas inteligentes en los mismos centros comerciales, porque llegará un momento en el que no habrá más espacio. Esto puede sonar exagerado pero ya hay lugares que cuentan con tres: el locker de Amazon, el Citypaq de Correos (aunque solo es una tercera parte comparado con el de Amazon) o el locker de PUDO.

ENTREGAS PROGRAMADAS

Precisamente por la diversidad de horarios de la que hablábamos antes y para curarse en salud, ya son muchas las empresas de distribución que te avisan el día anterior que tienen un paquete que entregar y la opción de cambiar día y franja horaria (que no hora exacta) para asegurarse que puedan completar la entrega a la primera.

El inconveniente es que los plazos suelen ser difíciles de cumplir, sobre todo si nuestro horario laboral o fuera de casa el mismo que el de reparto, y si además como mencionábamos antes nos encontramos en temporada de rebajas o Navideña todo se complica el triple.


 

Por eso cómo decíamos aunque soluciones hay muchas, estas son las tres que mejor suelen funcionar aunque efectiva al 100% de las tres solo lo es el locker individual para vivienda unifamiliar de Send2me.

No Comments

Post A Comment