el problema de la ultima milla

¿Por qué la última milla sigue siendo un problema?

Para nosotros la última milla sigue siendo un gran problema para ecommerce, logísticas y clientes, a pesar de que cada vez son más las diferentes soluciones que nacen para luchar contra este dilema. Hoy vamos a aprovechar este espacio para profundizar en ellas.

Lo primero es explicar exactamente qué es la última milla, pues bien, es el momento final del proceso de compra, el instante en el que el paquete llega al domicilio del cliente; de ahí que digamos que es un punto crítico y que son muchas las problemáticas que genera. Como bien sabréis (porque todos lo hemos vivido en primera persona en algún momento) el obstáculo que se presenta es la diversidad de horarios y asegurarnos de que la persona vaya a estar en casa en el momento de esa entrega.

Si actuamos como clientes, nos gusta saber en todo momento dónde está nuestro paquete, utilizamos los números de seguimiento y el localizador de la empresa de mensajería y cuando nos encontramos con un aviso de “su pedido no se ha podido entregar” nos molestamos con tener que volver a concertar un nuevo intento con la logística. Si esa situación se repite de nuevo, esas molestias se extienden a la tienda o tiendas online donde hemos realizado la compra estropeando nuestra experiencia y satisfacción como compradores.

De ahí la importancia de este punto en todo el proceso del comercio por internet, porque es el instante en que todo el trabajo que ha hecho el ecommerce se puede ir al garete, porque es el momento en el que delega sus responsabilidades en la empresa de distribución; y si los medios que ésta tiene no están actualizados para poder mantener una experiencia satisfactoria para el cliente hasta el final, todo ese trabajo se mancha.

El tema de la experiencia de compra es otro asunto de materia gris que trataremos más adelante en este blog, así que vamos a ver cuáles son los métodos que están utilizando las empresas de paquetería ante las dificultades de la última milla.

Drones

 

Si hubiéramos escrito este post la semana pasada ni de lejos empezaríamos con esta forma de reparto, pero la actualidad manda, así que vamos a profundizar un poco más. DHL Express ya utiliza drones para el reparto en China, según publica todotransporte.com “la ruta aérea supera las complejas condiciones de las carreteras y la congestión del tráfico en las áreas urbanas”, explican desde DHL Express. Y es que el tiempo de entrega se reduce de 40 minutos a tan solo 8, mientras que los costes por entrega pueden ser recortados hasta en un 80%. Además puede despegar y aterrizar en vertical, realizar identificaciones visuales y dispone de GPS de alta precisión y planificación inteligente de la trayectoria del vuelo. Es capaz de transportar hasta cinco kilos de carga por vuelo y despega y aterriza sobre cabinas inteligentes que han sido desarrolladas específicamente para la carga y descarga completamente autónoma del envío.

Renault Ez-Flex

 

Continuamos con otro medio de transporte, porque hoy 22 de mayo nexotrans.com publicaba que Groupe Renault ha presentado como solución a la congestión del tráfico en las ciudades y el aumento del comercio electrónico un vehículo comercial ligero experimental, un enfoque innovador y colaborativo diseñado para desarrollar y anticipar prácticas futuras en entregas urbanas. Esta solución va directamente ligada al gran problema de contaminación que cada vez más ciudades tienen que afrontar, desde luego la utilización como normativa de vehículos eléctricos marcaría una gran diferencia; ya que si bien no aporta un remedio a la última milla, sí que entiende el daño que sufre nuestro entorno, cuando de 100 paquetes diarios 30 nunca se entregan a la primera y por lo tanto hay que realizar un segundo y hasta un tercer intento, lo que conlleva más desplazamiento. Si empezamos a multiplicar, la emisión de gases diarios no es ni sostenible ni razonable en los tiempos que vivimos.

Puntos de conveniencia

 

Una de las soluciones para los problemas de última milla que está más instaurada y asentada en la actualidad. Son muchos (por no decir casi todos los servicios logísticos) los que ofrecen esta alternativa. Consiste en una red de comercios, establecimientos físicos que sirven como lugares de entrega y de recogida de pedidos. Lo interesante de este método es que la red que nos ofrezca el operador logístico que hemos contratado nosotros o la tienda online, sea amplio para que el desplazamiento que tengamos que hacer para la recogida no sea demasiado y no nos suponga un coste a mayores de el de la compra y los gastos de envío que ya hemos pagado. Sin embargo, uno de los grande inconvenientes de este método es de nuevo el horario, porque aunque el repartidor no vaya a la casa del cliente ha efectuar la entrega, seguimos dependiendo de un horario comercial para poder recoger nuestro paquete.

Entregas pactadas

 

Muy parecido a cuando recibimos un aviso de entrega por parte de la empresa logística por si queremos cambiar la fecha en la que se va a producir esa entrega. Simplemente consiste en acordar día y hora en la que nos aseguramos que vamos a estar en nuestro domicilio, y de esa forma confirmamos al mensajero que en ese momento se podrá completar el reparto de nuestro pedido.

Esta solución para la problemática de la última milla suena mejor de lo que es en realidad, de nuevo nos toca decir que como consumidores que somos, hemos probado esta alternativa, y aunque es una buena idea, no tiene nada de precisión.

Si partimos de la base de que los propios repartidores y empresas de logística (al menos en España que nosotros sepamos) no trabajan las 24 horas del día y también dependen de un horario, si esa franja horaria que se ofrece para el reparto de los pedidos coincide con nuestra jornada laboral y no vamos a estar en casa, la entrega pactada no sirve de nada.

Buzones Inteligentes

 

No podían faltar, no olvidemos que este es el blog de Send2me, el primer buzón inteligente que recibe los pedidos de tus compras online cuando no estás en casa. Esta solución (también conocida por algunos como taquillas inteligentes o buzones para paquetería) permite que no dependamos de lo que mencionábamos anteriormente, de desplazamientos que nos supongan un gasto extra al precio que ya hemos pagado y a no depender de las ataduras de los horarios comerciales.

Lo que hace interesante este método para la última milla que hemos creado y desarrollado, es que funciona para los tres actores que forman parte del comercio electrónico, los ecommerce se aseguran de que su experiencia de compra sea perfecta fidelizando al cliente, las empresas logísticas se aseguran de proporcionar un servicio de entrega que se completa siempre a la primera y ahorrarse quejas que copan sus cuentas de redes sociales y el consumidor el saber que llegue a la hora que llegue a su domicilio, sus paquetes estarán esperando por él y además estará informado en todo momento del estado de su buzón a través de la app Send2me.

Estas son las opciones más conocidas e innovadoras para hacer frente al problema de las entregas en la etapa de la última milla pero estamos seguros de que habrá muchas más que no hemos recogido en este post.

Para nosotros la mejor solución está clara y trabajamos para que poco a poco se pueda ir convirtiendo en un estándar en el sector y que funcione tanto en viviendas unifamiliares como en viviendas en vertical.

Ahora mismo ofrecemos dos modelos de buzones inteligentes: el plus y el estándar. Están a la venta y puedes acceder a precios y condiciones de compra a través del formulario reserva de nuestra web (dentro de muy poco seremos ecommmerce y la compra de nuestros buzones será mucho más simple).

Los buzones inteligentes que ofrecemos en Send2me son la evolución de los buzones tradicionales de toda la vida, adaptados a la tecnología e internet de las cosas que cada vez está más presente y que tiene como objetivo hacer nuestro día a día más fácil y cómodo.

No Comments

Post A Comment