¿Realmente soy cliente de la logística?

¿Realmente soy cliente de la logística?

En Send2me hemos estado reflexionando y hemos llegado a la siguiente conclusión: si compramos en una tienda online, la logística es un intermediario que se ocupa de la etapa que denominamos última milla, pero en todo caso su cliente es el e-commerce al que hemos comprado, no nosotros.

¿Pero por qué muchas veces sentimos que no es así? Quizá las competencias o responsabilidades entre el e-commerce al que compramos y la logística no estén bien diferenciadas o definidas.

El procedimiento hoy en día es prácticamente el mismo sea cual sea el producto que adquiramos; cuando mi pedido sale del almacén recibo un e-mail por parte de la tienda online con unos datos y un enlace para que pueda realizar el seguimiento de mi paquete, pero una vez que ese paquete está en manos de la logística, el e-commerce se desentiende, y sin embargo si tengo un problema de cualquier tipo con la recepción de ese pedido, mis quejas irán a parar tanto a la tienda online como al operador que se ha encargado del reparto.

Problemas que surgen como hemos dicho muchas veces en la etapa de la última milla, y son precisamente los que hacen que se vaya al traste la experiencia de compra y la satisfacción al cliente que la tienda online se encarga de cuidar desde el momento en el que el usuario pisa su página web.

El inconveniente más común suelen ser los plazos de entrega que no se cumplen, no por falta de rapidez o medios, sino porque es muy complicado saber con exactitud en qué momento va a llegar el repartidor y si yo voy a estar en mi domicilio.

Es aquí donde entramos nosotros, con un buzón inteligente para paquetería que permite al e-commerce controlar y cuidar la experiencia de compra hasta el último momento, completar las entregas a la primera para que el repartidor cumpla los objetivos (a veces totalmente desproporcionados) marcados por la logística, y disfrutar, gestionar y recuperar el control de su tiempo al cliente, que sabe que sus compras online le esperan en casa.

No Comments

Post A Comment